El origen de salar el pescado • #JoMenjoPeix
abril 21, 2020

El origen de salar el pescado

Los egipcios fueron los primeros en utilizar el proceso de curado de alimentos con sal.

El comercio desarrollado por estos con Mesopotamia permitió la promoción de la conservación de alimentos a través de los fenicios. Este método de conservación se extendió a partir de este momento a comunidades y pueblos de Europa.

En la época romana, la incorporación de las ciudades fenicias permitió que estas, a partir del siglo I d. C., aprovecharan y multiplicaran la producción de salazones y salsas de pescado que llegaron a conseguir altas cuotas de aceptación gastronómica tanto en la cocina griega como en la romana, siendo además, la industria de salazones uno de los tres pilares fundamentales de la economía en Hispania.

A finales de la Edad Mediana la necesidad de encontrar nuevas especies llevó a los pescadores vascos hasta las costas y caladeros de Terranova para pescar el bacalao. Introduciéndolo así en la península dónde empezó a dominar el mercado ya en el siglo XVII.

Su auge empezó cuando la Iglesia Medieval impuso los días de ayuno. Después llegó la abstinencia por la Cuaresma hasta el punto que la Iglesia prohibió comer carne la mitad de los días del año. Por esta razón el consumo de bacalao se disparó para ser un alimento de buena calidad nutricional y económico.

¡Qué ganas de hacer una buena Xatonada y combinar ambas y un poco de atún 😛 !